Pigmentos & Diluyentes

Actualizado: 22 sept 2021

¡Hola! Hace tiempo que tengo pendiente contarles acerca de los pigmentos y diluyentes que se utilizan usualmente para la técnica de Pintura sobre Porcelana, así que espero hoy saldar esa deuda y despejar algunas dudas para quienes quieren iniciarse en esta técnica.


Como les conté en mi primer post, llamamos Pintura sobre Porcelana o Tercer Fuego a la técnica de pintar o decorar sobre cubierta, es decir sobre la superficie ya esmaltada o vidriada de una pieza.

Dependiendo del soporte sobre el que trabajemos y del tipo de pigmento que utilicemos (en polvo, en suspensión, etc), la temperatura de cocción de esta técnica puede variar entre los 750ºC y los 820ºC. También la gama de colores que utilicemos puede determinar en algunos casos la temperatura a emplear (pero eso se los contaré en otra oportunidad).



PIGMENTOS VITRIFICABLES


Así se denominan los pigmentos utilizados para la pintura sobre porcelana. Vienen en polvo, para preparar con distintos diluyentes “a la grasa” (aceitosos) y en una amplia gama de colores que compramos por catálogo.

También existe una gama de pigmentos vitrificables en suspensión (ya vienen preparados de forma líquida para aplicar directamente) pero son al agua y no son los que yo utilizo para trabajar.


Existen muchas marcas de pigmentos vitrificables de buena calidad, saturación y brillo. En Argentina utilizaba al pintar dos marcas alemanas: Rüger und Güntzel y Degussa (mayormente los primeros).

Aquí en España he probado los de Schjerning, Rhenania, Ceradel, Schira y Prodesco (estos últimos de fabricación local), entre los que he hecho una selección que pueden encontrar en mi tienda online: www.rociolandivar.com/materiales



DILUYENTES


Son muchos los medios que se utilizan en esta técnica para mezclar los colores. Existen una variedad de aceites diluyentes que nos permiten preparar nuestros pigmentos en polvo para su posterior aplicación con pincel, pluma o esponja. Lo cierto es que la preferencia de unos sobre otros es bastante personal y tiene que ver con las costumbres y usos.


La grasa de trementina ha sido el medio por excelencia utilizado en la manufactura clásica europea, pero con los años fue reemplazándose por el aceite de copaiba, que resulta menos fuerte y tiene características similares.


En Argentina es muy común trabajar vinculando 2 o 3 aceites: el vehículo 220, un diluyente de composición y textura aceitosa, que sirve para dar cuerpo y generar un color elástico y fácil de aplicar; la esencia de clavo, que funciona como retardante del secado de los colores mientras los trabajamos y a ayuda conservarlos frescos; y la esencia de lavanda, que cumple la misma función que el clavo pero con mayor retardo, por lo que suele aconsejarse para fondos.


Desde mi llegada a España he utilizado no sólo los 3 mencionados recién (vehículo 220, clavo y lavanda) sino también el aceite de pino, el medio mx54 y los medium de Schjerning de secado rápido (100) y secado lento (101), con buenos resultados siempre.


Lo importante es conocer las alternativas, probar, aprender a usarlos bien, y quedarnos con el medio que nos resulte más cómodo y se adapte mejor a nuestro trabajo.


Ojalá, les haya sido útil esta pequeña introducción y se animen a empezar a crear con esta técnica!


Rocío


PD: ¿Te gustaría empezar a pintar? ¡No dudes en consultarme por clases online!

187 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo